fbpx

Niño pone a la venta su más grande tesoro, su patineta, para salvar un perrito callejero

Su posesión más preciada por la salud de un perrito.

Mauco es un solidario y bondadoso niño que entiende el significado de las palabras sacrificio y amor.

Este pequeño niño de a penas 9 años decidió poner a la venta su patineta, uno de los regalos más apreciados para él, pues su juguete se quedó pequeño al lado del pensamiento y sentimiento de saber que si la vendía, podría conseguir el dinero para pagarle el tratamiento a un perrito de la calle que tenía su patica muy lastimada.

La mamá de él, Laura, asegura que es un niño muy solidario con los animales y las personas, además que desde muy pequeño ha mostrado gran afinidad hacia los animales.

Amor y voluntad, dos sentimientos que salvaron una vida.

Mauco, comprendía que el perrito al que bautizo Rocco, estaba solo en el mundo y que si él se había cruzado en su camino era para ayudarlo.

Laura, reconoció ante los medios que su familia estaba pasando por una situación económica muy complicada,  situación que no les permitía asumir gastos más allá de los básicos, aquellos que les permitiera sobrevivir.

Al perrito, Mauco, lo encontró con una  de sus paticas delanteras quebradas, el peludito estaba abandonado y solito en las calles de Guaymallén, Mendoza, Argentina.

El chico, sin dudarlo, agarro al animalito en brazos y lo llevó a su casa, allí lo consintió, alimentó, baño y le prometió que no lo iba a abandonar, que no se preocupará, pues que él lo iba a sacar adelante. Sin embargo, por su patica y en general por su aspecto físico, sabía que él necesitaba de atención médica urgente.

Como él no tenía dinero y no quería presionar a su mamá a que lo ayudará porque él sabía que aunque ella quisiera no podía hacerlo, tomó la decisión de vender su patineta, no le dijo nada a nadie, como un niño decidido e independiente,  le pidió únicamente a su mamá que le tomará unas fotos y le prestará su facebook para poder hacer posible su venta.

Lo hizo sin que yo le dijera nada. Él es de ayudar a los perros y pajaritos de la calle que necesitan cuidados. Pero esta vez la situación económica no da para gastos inesperados. Por eso él se ofreció a vender su patineta. Él es de hacer esas cosas, hace poco regaló una play a unos niños que no tenían. – Comentó Laura al diario Los Andes.

La publicación conmovió al mundo.

La bondadosa acción del niño emociono a millones de personas, tanto refugios animalistas como personas del común, todos se unieron para ayudar al perrito sin necesidad de que el niño vendiera su juguete favorito.

Por un lado Ruperta, directora del refugio Perros Mendocinos, ofreció una cuenta bancaria que tiene con una veterinaria de nombre Pulgosos, para que llevarán a Rocco y allí fuera atendido con todos los gastos pagos.

Otras personas ofrecieron transporte para que el chico y su perrito se pudieran trasladar sin dificultad alguna, otros le ofrecieron pagar los medicamentos, otros le donaron cositas que le podían servir al peludito, en fin, todas las personas estaban comprometidas con ayudar al par de amigos.

 

Larepercusión ha sido impresionante, me llenaron de mensajes, han compartido la publicación más de 5.900 veces Es la primera vez que pedimos ayuda porque esta vez no tenemos cómo asumir los gastos. Por suerte, la acción de Mauco despertó la solidaridad de las personas. – Expresó Laura al diario Los Andes.

 

Rocco se ha recuperado y ahora tiene un hogar.

Después de varios días de recuperación para Rocco, este logró salir adelante, actualmente su patica se ha recuperado al 100%, ha subido de peso y se encuentra ya con su desparasitasión y sus vacunas al día.

Mauco lo ha cuidado permanentemente, las 24 horas del día, la dedicación y el amor del niño permitió la exitosa recuperación del peludito, además Rocco lo ve como su héroe, lo lame, llora cuando no esta y lo persigue a todos lados.

Los dos amiguitos se hicieron inseparables, entre ellos se creo un amor muy grande, lo anterior lo pudo ver y comprender Laura, por lo que le ofreció a su pequeño hijo que adoptaran a Rocco, de igual forma, después de todo, él ya hacia parte de la familia.

Ella después de ver tantos mensajes de felicitación y orgullo hacia su hijo, comprendió que lo mínimo que podía hacer por su hijito que se convirtió en un pequeño ángel, era permitirle tener una amistad con el perrito para toda la vida.

Recién llegue de trabajar y le mostré los diarios y publicaciones a Mauco, mucha gente lo quería. Me dijo que no cabe de la felicidad, así que nos vamos a quedar con Rocko y va a ser parte de nuestra familia. – Finalizó Laura entre risas y llanto al portal web TN.com.ar

Fuente: MLauJorge, 5TeleCinco.