fbpx

Niño salva a perrito de rufianes, con sus ahorros lo lleva al veterinario y lo adopta

Enfrentó y venció a los malvados que querían lastimar a este perrito, luego lo curó y le dio un hogar. Después de esto díganme que los héroes no existen.

Un pequeño perrito de a penas dos meses de vida, se encontraba deambulando solito por las calles del barrio Las Heras, zona sur de Rosario, Argentina.

El chiquito peludito se encontraba completamente vulnerable, tenía mucha hambre y se encontraba enfermito, no comprendía bien porque al cruzarse con las personas solo obtenía indiferencia.

Él se sentía cansado y débil, solo deseaba encontrar algo de comida y un sitio donde descansar.

Por fin alguien lo agarró entre sus brazos, pero no era precisamente para ayudarlo, sino más bien para lastimarlo.

Youtube/eltresTV

Un ángelito peludo que no contó con suerte.

Cuatro niños, entre 8 y 12 años, de malos sentimientos y poca educación, recogieron el perrito con el sólo fin de hacerle daño.

El peludito en medio de su inocencia y nobleza, pensó que aquellos niños realmente querían ayudarlo y quizás proporcionarle algo de comida y cariño, pero no fue así.

Los niños pusieron al bebito en una caja de cartón, contaron hasta tres y lo tiraron a la zanja llena de agua, después comenzaron a darle patadas, su intención era ahogarlo y acabar con su vida.

Cuando nada podía ser peor, un pequeño héroe llego.

Un niño de 7 años llamado Nicolas, estaba de regreso del colegio a su casa, iba montando su bicicleta como era de costumbre, cuando estaba a apenas dos calles de su hogar, se encontró con los 4 niños lastimando al perrito.

Nicolas simplemente no lo podía creer, comenzó a llorar desconsoladamente, sintió en ese momento como su corazón se rompía y todas sus emociones se descontrolaban, le estaban haciendo daño a un ser vivo inocente y aunque él no comprendía el por qué, no lo iba a pensar más, iría a rescatarlo.

A él no le importo que los niños fueran más grandes que él, tampoco le importaba el hecho de que podría acabar lastimado, él se fue enfurecido y lleno de dolor a enfrentar a los niños, les empezó a gritar que dejarán de hacer eso, que no era justo, que le entregarán al perrito y se marcharan, pero los niños al ser más cantidad y de mayor edad, sólo se burlaron de él y lo sacaron rápidamente de allí.

Nicolas fuerte y decido fue en busca de su madre, con lágrimas por montones y sin casi poder hablar de todos los sentimientos revueltos, le suplicó a su mamá que le ayudará a rescatar al perrito. Ella sin pensarlo dos veces, corrió con su hijito en busca del cachorro.

Un rescate exitoso.

Los niños que le estaban haciendo daño al peludito, al ver que Nicolas regresaba pero esta vez acompañado de su madre, salieron a correr y dejaron la caja frotando sobre el agua.

Nicolas, rápidamente se acerco a la zanja, agarró la caja  y puso sobre sus brazos al pequeño peludito, lo abrazo con todas sus fuerzas, como si fuese lo más sagrado de su vida, lo lleno de besos mientras las lágrimas no paraban de caer, le prometió que de ahí en adelante él estaría a salvo, que él no permitiría que nada malo le volviese a pasar.

De regreso a su casa, Nicolas se sentía muy feliz y satisfecho de haberle salvado la vida a ese ser tan inocente, pero aún así no podía dejar de llorar, estaba tan conmovido y su corazón estaba tan herido, que simplemente los sentimientos no lograban ordenarse, él había pasado por algo muy fuerte y aunque él veía con sus propios ojos al perrito descansar sobre sus brazos, no podía creer que de verdad el animalito se encontrara vivo y a salvo.

Su misión no había acabado ahí.

Después de que Nicolas logrará calmarse un poco, su mamá de nombre Gisela y él, le dieron mucha comida al perrito, luego una deliciosa ducha,  le calentaron aguita caliente y lo consintieron durante un buen rato.

Nicolas tenía unos pocos ahorros que tenía destinados para comprarse un juguete que deseaba mucho, pero dada la situación, él no lo pensó ni un minuto y agarro sus pocas monedas y llevó al perrito al veterinario, quería asegurarse que su amiguito no haya sufrido ninguna lesión.

Allí le dijeron queel perrito tenía un problema de piel y que estaba un poco bajo de peso, pero que con un poco de cuidado y mucho amor, pronto se pondría mejor.

Youtube/eltresTV

Los problemas comenzaron a surgir.

Ahora venía la parte más difícil, decidir que hacer con Esteban, así habían bautizado al adorable cachorro.

Nicolas ya había creado un fuerte vinculo con su amigo, él no quería separarse de su lado, quería quedarse con él y hacerlo parte de su familia, temía que al entregarselo a otra persona volvía a correr peligro, él le hizo una promesa al cachorro, que estaría ahí para protegerlo siempre y el chico no pensaba abandonar esa promesa.

Youtube/eltresTV

Sin embargo, la mamá era un poco más realista, estaba también muy conmovida con la situación, pero ellos ya tenían un perrito y una gatita, no era fácil pensar en tener un tercer animalito en casa.

Gisela decidida se puso en comunicación con su hermana Noelia que es rescatista y proteccionista de animales, para contarle todo lo ocurrido y así mismo pedirle ayuda para encontrarle un hogar a Esteban. Su hermana, también muy afectada le aseguró que haría su mayor esfuerzo para ayudarlos y encontrarle el mejor hogar al peludito.

Noelia realizó una publicación en Facebook contando todo lo ocurrido y pedía que alguien adoptara a Esteban o al menos le ofreciera un hogar temporal, pues Nicolas estaba sufriendo mucho con todo esto y su familia ya quería darle un fin a toda la situación.

Un final inesperado, pero un final feliz.

Gisela recibió un montón de llamadas y mensajes de un sin fin de desconocidos, amigos y familiares, felicitando por el hijo tan maravilloso que tenía, también hubo muchísimos mensajes de personas dispuestas a ayudar y otras cien ofreciéndose a adoptarlo.

Noelia y Gisela pronto habían escogido el que parecía ser el mejor hogar para Esteban, los aspirantes a la adopción ya tenían otros perros en casa y eran su adoración, se habían conmovido mucho con el caso del perrito y querían hacerlo parte de su familia y amarlo hasta el fin de sus días.

Sin embargo, Gisela tuvo un presentimiento de mamá, ella ya estaba segura de su decisión, no podían quedarse con otro animalito, pero a pesar de ello, algo le decía que le haría un daño inmenso a su hijo si lo separaba de su rescatadito, además de que el niño se había mostrado tan valiente y con un corazón tan grande y hermoso, que no era justo hacerle eso, lo que ella debía hacer como madre era apoyar a su hijo y demostrarle que su acto de amor y valentía tenía una recompensa.

Gisela, pronto entendió que no había mejor hogar para Esteban que el quedarse junto a Nicolas para siempre.

Youtube/eltresTV

Ahora si Nicolas había dejado toda tristeza de un lado, estaba muy feliz ya no solo de haberle salvado la vida a ese noble perrito, sino también de poder cumplir su promesa, él ya amaba a Esteban y no quería dejar de abrazarlo, él quería sanar sus heridas y que pronto se olvidara del trauma que vivió, él sólo quería acurrucarlo en sus brazos y demostrarle que lo que ahora en adelante viviría, sería sólo amor, juegos y caricias infinitas.

Estoy muy, muy contento porque se queda conmigo. Cuando venga mi hermana vamos a jugar con él, nos vamos a mudar y lo vamos a llevar con nosotros. – Finalizó Nicolas.

Youtube/eltresTV

Aquí te dejamos un vídeo para que puedas apreciar y conocer un poco más acerca de esta hermosa amistad.

Fuente: eltresTv.