fbpx

Oso soborna a perrito con huesos de venado para que lo deje husmear en la basura

Este perrito necesita unas clases de ética.

Jesse, un hombre de Ontario, Canadá, creía que su perrito de nombre Brickleberry era el mejor guardián que podía existir entre todos los perritos del mundo, pues suele ser un animalito muy noble y entregado a su familia. Jesse asegura que es muy dulce con los niños y otros animales y bravo cuando siente que alguien quiere hacerle daño a él o sus seres queridos. Sin embargo, esa percepción de Jesse cambió el día en que vio a su perrito como se vendía por un hueso.

Twitter/JesseNeon

Parece ser, que un osito muy astuto le ofreció unos huesos a cambio de que le dejará hurgar en la basura de su casa, este, sin dudarlo, acepto y si que se veía muy feliz del trato que hizo.

Twitter/JesseNeon

Jesse nos comporta en sus redes sociales que no es la primera vez que el oso va en busca de basura, las evidencias son claras, tres veces ha encontrado huesos y tres veces su basura ha amanecido hecha nada, regada y esparcida por todos lados.

Un oso ha aprendido que mi hijo peludo puede ser comprado. Esta es la TERCERA VEZ que él ha sido dotado de huesos de venado a cambio de que a un oso se le permita el acceso a mi basura. – Escribió Jesse en su Twitter.

Twitter/JesseNeon

Podemos observar como Brickleberry disfruta de su soborno, no le da pena que su papá le este tomando fotos con cara de vergüenza, él se siente triunfador, pues por otro lado le sería imposible conseguir huesos de venado.

Twitter/JesseNeon

Blickleberry en medio de todo es un buen perrito.

El hombre, aunque si se siente un poco decepcionado por la conducta de su perro, dice que es imposible ponerse bravo con él, pues adora a su perrito.

Jesse lo crío y cuido desde sus primeros días de vida, la mamá de él falleció en el parto de Brickleberry y sus hermanitos, lo que hizo que el hombre se comprometiera a sacarlos adelante y darles una buena vida.

A  los hermanitos, después de que cumplieron una edad adecuada, los dio en adopción y con Brickleberry se quedó para hacerlo su hijito peludo.

También Jesse afirma que no quiere que creamos que su perrito es malo o desobediente, sólo es un poco travieso y débil de carácter, pero que es muy bueno.

Un ejemplo de ello es el hecho de que Jesse rescató una gatita mamá y a sus bebés de la calle y los llevó a su casa para ponerlos a salvo y luego darlos en adopción, él cuenta en sus redes sociales que Brickleberry disfruta el acompañarlos y cuidar de ellos.

Twitter/JesseNeon

Sin embargo, Jesse no deja de reconocer el hecho de que realmente a su pero le gusta meterse en problemas, pues recientemente tuvo una pelea con un puercoespín, la cual termino en idas al veterinario y cuidados intensivos por parte de él. Brickleberry, es una adoración, cualquier cosa se le perdona, incluso que permita ingresar extraños a la propiedad de su familia.

Twitter/JesseNeon

Fuente: JesseNeon.