fbpx

Perrita ama a su papá y cada vez que puede se lo hace saber a su mamá

Quiere mucho al papi y casi no quiere a la mami.

La tierna protagonista de esta historia se llama Bristol, una pequeña perrita de raza chihuahua color mostaza, que desde que era bebé, no le ha importado demostrar quién de la familia McNeese es su preferido, aunque esto le acarree parecer una hija celosa y posesiva con su papá humano.

Alicia Lee Mcneese/ The Dodo

El amor y el agradecimiento pueden ser expresados de muchas maneras.

Cuando Bristol conoció a sus papás adoptivos Alicia y Nathan McNeese, supo que sería su padre el merecedor de la mayor parte de su amor. Poco a poco la perrita fue creando un fuerte lazo de familiaridad con el hombre, tanto así que era él a quien acudía en todo momento, sin tener muy en cuenta que su mamá también estaba dispuesta a ayudarla en lo que necesitara.

Alicia Lee Mcneese/ The Dodo

Su actitud para con Nathan siempre ha sido bastante particular, pues al parecer ella no quiere compartirlo con nadie y eso incluye a Alicia, es decir, la esposa del hombre. Pese a que en la casa Bristol siempre quiere estar con su papá, la mujer no tiene inconveniente con ello, pues sabe que lo ama más que a cualquier otra persona en la casa e incluso en el mundo.

Su persona favorita es mi esposo. El vínculo que tienen es increíble – Dijo Alicia Lee Mcneese a The Dodo.

Alicia Lee Mcneese/ The Dodo

Cuatro patitas amando intensamente.

En muy pocas ocasiones mamá e hija se han compartido el amor de Nathan, porque en la mayor parte del tiempo, Bristol, la perrita, deja muy claro que él es suyo y que no está dispuesta a compartirlo con nadie, como lo mostraron sus padres recientemente en un video grabado por Alicia.

Alicia Lee Mcneese / The Dodo

La situación que ocurrió, mientras la familia se movilizaba en su vehículo, muestra cómo la mujer se recuesta en el hombro de su esposo, pero todo parece indicar que a la perrita no le agradó la acción de su mamá humana, por lo que espera que ella se levante para tomar el lugar que a su parecer le corresponde.

Al principio, mi cabeza descansaba sobre el hombro de mi esposo. Cuando levanté mi cabeza, ella la reemplazó con la suya – Contó Alicia Lee a The Dodo.

La misma escena ocurre dos veces, pero ya cuando la perrita está junto a su papá, mueve la colita alegremente de un lado para el otro demostrando lo mucho que lo ama, a pesar de que en ocasiones tenga que compartirlo.

Alicia Lee Mcneese/ The Dodo

El amor de nuestro hijos peluditos siempre será incomprensible, pues ellos sólo ven en nosotros una persona en quien confiar y a quien amar hasta el final de sus días.

Acá te dejamos el divertido video de la perrita reclamando su lugar.

Fuente: The Dodo