fbpx

Se aferró de una llanta, lo más suave que encontró en este duro mundo de asfalto

«Le pregunté a mi esposa si podría llevarla a casa, ella contestó: quién puede decir que no con esa carita»

Es normal que encontremos animalitos debajo de los coches, pues el motor emite, luego de apagado, por unas horas un calor que ayuda a los gatitos y perritos de la calle a resguardarse del frío. Es por eso que distintas instituciones hacen un llamado a los conductores para que revisen sus vehículos antes de ponerlos en marcha, pues de esta manera podrían salvar una vida.

Esta precisa situación la vivió recientemente un hombre que mientras iba caminando cerca a su trabajo, se percató de que cuatro peluditas patitas de color blanco estaban debajo de un camión. De inmediato se detuvo y quiso ver qué estaba pasando bajo el gigante vehículo.

Se trataba de una pequeña gatita. Todo parecía indicar que estaba esperando a su mamá, por lo que él buscó debajo del camión a sus hermanitos pero no encontró nada, sin embargo, decidió alejarse un poco y esperar a lo lejos para cerciorarse de que estuviera solita, no obstante, luego de esperar unas horas, su progenitora nunca volvió.

Quizás algo le había pasado o simplemente no había podido regresar, por lo que el hombre no estaba dispuesto a dejar a esa pequeña criatura de ojos conmovedores donde la había encontrado, decidió ayudarla, pero primero tenía que asegurarse de que en su casa fuera bien recibida, algo que era más que seguro.

Hay preguntas que ni siquiera deberíamos hacer. 🤣

Con mucho cuidado para no asustar a la gatita, se metió debajo del coche, para tomarle una foto y mostrarsela a su esposa. Acompañando la conmovedora imagen, el hombre escribió un texto preguntándole a su esposa si podía llevar la felina a casa, a lo que su mujer no pudo resistirse respondiendo favorablemente para todos.

¿Quién podría decir que no con esa carita? – Le respondió su esposa.

Pacientemente esperó sentado en el piso hasta que la gatita se diera cuenta de que nada malo le iba a pasar, sino que por el contrario, él la quería ayudar. Cuando ya hicieron una relación un poco más confiable, la tomó entre sus manos y la llevó directamente al veterinario, allí descubrieron que era hembra y que tenía tan solo cuatro o cinco semanas de nacida.

Una nueva integrante de la amorosa familia.

La llamaron Axel y era tan pequeña, indefensa y tierna que rápidamente se ganó el corazón de todos, incluso de sus hermanos peluditos que no dudaron en acogerla como una más de la familia.

Ahora está sentada en el sofá con la barriga llena. La vida mejoró mucho para ella hace dos semanas … es una cuidadora. Se ha acomodado en casa con nuestro gato de 19 años y nuestro hijo perro de 2 años – Dijo el usuario de reddit a Love Meow.

Ahora está tan cuidada y amada como siempre tuvo que estarlo.

Esta también es una recomendación para las personas que tienen coches y los dejan en lugares de fácil acceso para los animales, para que antes de encender su auto, revisen por unos segundos que todo esté bien y que no haya una criatura resguardándose del frío, pues ha habido múltiples situaciones en que pequeños felinos han perdido su vida al quedar atorados en el motor de algún vehículo.

Fuente:  Justanothergoodguy, Love Meow.